Estado general de la natalidad

“La natalidad es un tema que preocupa a la salud económica y social del país. No tiene que ver con valores o alineamientos políticos, sino con lo que está pasando en el presente y lo que nos pasará a todos en el futuro, sin excepción. Una cifra sobre todo: en Italia estamos en un récord negativo de 339.000 nacimientos frente a 700.000 muertes. Si algo no cambia, en unos años todo se derrumbará”.

El presidente de la Fundación para la Natalidad, Gigi De Palo, inauguró así la tercera edición de los Estados Generales del Nacimiento titulada «Sos-Tenere #quota500mila» en Roma, lanzando la meta de alcanzar el medio millón de nacimientos al año para 2033.

Una edición que contó con la participación de Ministros, empresas, laicos y religiosos y, en la mañana del último día, también del Papa Francisco y del Primer Ministro italiano Giorgia Meloni. Entre los oyentes estuvo presente Hogares Nuevos Italia que conoció a Gigi De Palo en un Día de la Familia diocesano el año pasado cuando éste aún ocupaba el cargo de Presidente del Foro de las Familias.

El tema de la natalidad, está cerca del corazón de Hogares Nuevos y de toda la sociedad mundial y, es el propio De Palo quien recuerda que las empresas “si hoy ya encuentran dificultad por encontrar trabajadores, pensemos dentro de unos años”. y se preguntó: el PIB? “¿Si no hay trabajadores que produzcan riqueza? ¿Los medios de comunicación? ¿Para qué sirve la digitalización si no nacen más nativos digitales? ¿El deporte? Desde hace un par de años, el entrenador de la selección italiana, Roberto Mancini, se queja de que hay pocos delanteros en Italia. Es así: si nacen menos hijos, la posibilidad de elección disminuye. ¿Los bancos? ¿Las escuelas? Italia se encuentra hoy firmemente en el octavo lugar como potencia económica en el mundo, si no cambia de rumbo en unos veinte años se derrumbará al lugar 25. La tasa de natalidad y la economía están íntimamente ligadas”. “Sin mencionar que el nacimiento de un hijo -continuó- también mejora la calidad de nuestra ciudadanía: una sociedad más envejecida tiene el efecto no solo de una fuerza laboral más pequeña, sino también de una fuerza creativa e innovadora más pequeña. Y esto está afectando y afectará cada vez más a la calidad de vida de todos, sea cual sea la alineación a la que pertenezcamos y sean cuales sean nuestros valores de referencia”.

Más fuerte aún es el mensaje del Papa Francisco que subraya el valor de la esperanza, la más pequeña de las virtudes que consigue dar aliento a los sueños de los jóvenes porque siembra el futuro y ciertamente no defrauda, ​​como anuncia la Biblia. Como toda crisis, subraya el Santo Padre, nunca se sale solo, se está juntos para salir de las crisis y es el momento de caminar en grupo para dar un nuevo impulso a la natalidad. Y en esto el Papa Francisco es muy claro “Las familias son la solución, no el problema”.

Maria y Carlo Valentino

Fotos: Vatican News

También te puede interesar