El domingo 27 de junio se llevó a cabo una excursión de las familias de Hogares Nuevos de la diócesis de Sabina Poggio Mirteto, Italia, al Monte Tancia, en la que participaron un total de 27 personas entre padres e hijos

La mejoría de la situación pandémica en Italia, debido al verano y a la campaña de vacunación, ha permitido que desde el mes de mayo se pudieran retomar ciertas actividades en presencia al aire libre por lo que, además de la Cartilla del mes de mayo realizada de forma presencial en las dos comunidades de la diócesis, Monterotondo y la Unidad Pastoral de Montopoli, se decidió realizar también una excursión con el objetivo de que las familias de ambas comunidades pudieran encontrarse y compartir un momento de formación, reflexión y recreación en contacto con la naturaleza. El punto de encuentro fue la casa de las Consagradas Misioneras de la familia que se encuentran en la Parroquia de Santa Maria Assunta, Pontesfondato. De allí se inició la gran aventura hacia el Monte Tancia, que es la cima más alta de los montes de la Sabina en la región de Lazio con una altitud de 1292 m. sobre el nivel del mar. Al llegar al lugar se realizaron dos recorridos a pie. El primer recorrido se realizó siguiendo el sendero del torrente Galatina que desemboca en "Le Pozze del Diavolo", creando unas cascadas de agua color verde esmeralda, un verdadero espectáculo de la naturaleza. Para el segundo recorrido se regresó al punto de llegada donde se tomó el "Sentiero degli Eremi" que permite llegar a las grutas de San Miguel. Los dos recorridos realizados permitieron generar un verdadero sentido de comunidad, debido a que como algunas familias tenían hijos muy pequeños, era necesario hacer trabajo en equipo. Entre todos se buscaba la forma de ayudar a cruzar el río y a atravesar algunos obstáculos que se encontraban en el camino. Al terminar ambos recorridos se buscó un lugar para almorzar. Posteriormente se crearon dos grupos. Por un lado, los matrimonios junto con hermana Mariana Morón realizaron la Cartilla y por otro lado las hermanas María Félix y Karina realizaron actividades con los hijos. Este momento fue de gran profundización y enriquecimiento para todos. Uno de los matrimonios que desde hace poco tiempo se insertó a la comunidad de Montopoli nos compartió su testimonio: "Estamos muy felices y les agradecemos por abrirnos las puertas para poder participar y formar parte de la gran familia Hogares Nuevos". Esta excursión realizada fue una hermosa oportunidad que nos concedió el Señor para reforzar el sentido de comunidad después de los meses en los que las diversas actividades se realizaban únicamente de forma virtual. Fuente: Comunidad de Hermanas Consagradas de la Familia en Italia

 





Compartir: