En el día del comienzo de la primavera en el hemisferio sur, las Consagradas Misioneras de la Familia, de la Comunidad Sagrada Familia de Nazaret, Paraguay, dirigieron un mensaje a los jóvenes: “Queremos desearles un Feliz Día, y decirles que la vida es un camino que vamos recorriendo día a día de la mano de Jesucristo. Él ama a los jóvenes y confía en cada uno de ustedes.
Recuerden que el discípulo amado era discípulo más joven que Jesús tenía. A él confía Su Madre, nuestra Madre.
Queridos jóvenes, que el amor les llegue de Cristo porque Cristo vale la pena. Luchemos con fe. María será la estrella que nos guíe hacia Él”.
Fuente: prensa HN



Material de descarga





Compartir: