Del 7 al 9 de octubre, los Hijos de Hogares Nuevos, se han congregado desde las diferentes latitudes para reafirmar su fe, crecer en espiritualidad y formación, y encontrarse con Cristo.

¡Octubre, un mes demás bendecido para el Paraguay… pues así nos sentimos con el 8vo. Congreso en casa! Desde hace dos años atrás que nos veníamos preparando para ese momento, atendiendo cada detalle para que cada uno de los hermanos extranjeros se sientan como en casa, con el calor de hogar, ya que hace un buen tiempo los estábamos esperando con la alegría y la emoción a flor de piel. Preparar el 8vo. Congreso en la ciudad de Capiatá, de la Diócesis de San Lorenzo, significó un gran desafío, donde es valorable destacar el esfuerzo y sacrificio de cada uno de los que hicieron posible este hermoso evento, personas que dedicaron su tiempo, servicio y amor. ¡Por fin llegó el momento esperado! Días previos al Congreso fueron llegando las primeras delegaciones, y a medida que se acercaba la fecha, la expectativa iba creciendo, nos llenaba de emoción ver llegar a tantos jóvenes de diferentes países respondiendo con un “SI” a la invitación que Cristo les hizo para vivir esta hermosa experiencia. Durante estos días, en las conferencias dadas se tuvo como tema principal “El Don de la vida”. El Padre Ricardo Facci, fundador de esta querida Obra, en una de sus conferencias nos decía: “Tu vida Vale”, pues Cristo vale la Vida. En la celebración de la Santa Misa del sábado pudimos ser testigos del momento en que jóvenes Misioneros y Misioneras de la familia hicieron sus primeros Compromisos, otros miembros realizaron la renovación de sus Compromisos, Replica Watchesy uno de ellos su Compromiso definitivo. Durante la noche, los jóvenes unieron sus voces en cánticos y alabanzas a Dios durante el festival vivido, donde también se hizo presente el Santísimo Sacramento, momento muy íntimo y especial durante la Adoración, en el que todos los allí presentes nos unimos en profunda oración. El día domingo, la Misa de clausura fue presidida por Monseñor Joaquín Robledo, Obispo de la Diócesis de San Lorenzo, donde fue ordenado Diácono el Hno. Carlos Enrique Gutiérrez. También se tuvo la grata noticia de parte del Padre Ricardo al expresar que las Hermanas Silvia Valdiviezo y Claudia Morales quedaban en Paraguay a iniciar la Comunidad de Misioneras de la Familia en Tevicuary-mí. Las bendiciones no terminaron aquí, Cristo sopló más fuerte y cuatro jóvenes dijeron “sí” a la llamada de Dios a ingresar a los Sectores de Misioneros y Misioneras de la familia. La alegría se hizo más grande al conocerse la sede del próximo Congreso, los casi 800 congresistas estallaron de emoción al saber que la Diócesis de Orizaba, México, será la próxima sede. Lágrimas de emoción, abrazos fraternos y la fe fortalecida en Cristo y María Reina de la Familia cerraron este Congreso. Son muchos los frutos que deja y seguirá dejando en los jóvenes, matrimonios y familias de Paraguay, que al igual que una plantita tierna, debemos seguir alimentándola.

Noelia y Charles Insfrán. Responsables Nacionales, Movimiento Hijos de Hogares Nuevos - Paraguay

 





Compartir: