Nuestras comunidades de Hogares Nuevos tienen un gran desafío: ser testimonio de la presencia de Dios para el mundo. Para ser comunidad hay que tener un solo corazón y una sola alma.

Quienes tienen un solo corazón y una sola alma?



  • El grupo de personas que se aman



  • Quienes comparten los mismos sentimientos



  • Los que viven en actitud de amistad, clima de familia y solidaridad



  • Quienes comparten los bienes de este mundo, ríen juntos y lloran juntos



  • Los que viven una experiencia compartida



  • Los que logran entre ellos, el reino de confianza y la confidencial



  • Aquellos que se convierten en guardianes mutuos y se responsabilizan recíprocamente de la existencia de los otros



Este mundo reclama el signo. Hogares Nuevos está llamado a ser un signo que brota de una comunidad atrapante.

Del libro: "La belleza de ser comunidad", Padre Ricardo E. Facci



Material de descarga





Compartir: