El Santo Padre abandonó el hospital Policlínico Gemelli de Roma y antes de regresar al Vaticano pasó a agradecer a la Virgen en la Basílica de Santa María la Mayor

El papa Francisco recibió el alta hospitalaria hoy, miércoles 14 de julio, tras diez días de ingreso para ser intervenido de una estenosis diverticular sintomática de colon el pasado domingo 4 de julio. El Santo Padre abandonó el hospital Gemelli, de Roma, alrededor de las 11 y antes de regresar al Vaticano pasó por la basílica de Santa María la Mayor, en el centro de Roma, en la que suele rezar antes y después de sus viajes apostólicos. Pasado el mediodía romano, el Vaticano informó en un comunicado que el pontífice agradeció a la imagen de la Virgen de la basílica "el éxito de su cirugía, dirigiéndole una oración por todos los enfermos, especialmente los que se encontró durante los días de su hospitalización". Antes de ingresar al Vaticano por la denominada entrada "del Perugino", el Papa bajó del auto que lo transportaba y agradeció a los cuatro policías que escoltaron en moto su regreso. Será en su residencia, la Casa Santa Marta, donde continuará con su proceso de recuperación, aprovechando que en el mes de julio reduce su agenda. El proceso de recuperación del Santo Padre fue satisfactorio día tras días, tal y como informaba diariamente, de manera puntual, la oficina de información del Vaticano. Fuente: aica.org





Compartir: