Partirá de Jerusalén hacia el Líbano y luego recorrerá otros países de la región hasta su llegada a Roma el 8 de diciembre para la clausura del Año de San José y regresará a Tierra Santa

El icono de la Sagrada Familia, pintado con incrustaciones de reliquias de la basílica de la Anunciación de Nazaret que fue bendecido por el patriarca latino de Jerusalén, monseñor Pierbattista Pizzaballa el pasado 27 de junio durante la consagración de Medio Oriente a la Sagrada Familia de Nazaret, inició su larga peregrinación por los afligidos pueblos de Medio Oriente. Partiendo de Jerusalén iniciará su recorrido en el Líbano y luego por otros países de la región, incluido Irak, hasta su llegada a Roma el 8 de diciembre de 2021, cuando se clausurará el Año de San José. Desde Roma, regresará Tierra Santa, donde se quedará permanentemente. El Patriarca sirio católico Ignace Youssif III Younan, -según informó la agencia Fides-, que está realizando una visita pastoral a Israel, Palestina y Jordania y que también fue recibido ayer por el presidente palestino Abu Mazen, a su regreso al Líbano traerá consigo el icono de la Sagrada Familia, que a partir de entonces empezará a ser acogido sucesivamente por parroquias, monasterios y santuarios del País de los Cedros. El icono peregrino reproduce la imagen de la Sagrada Familia representada sobre el altar de la iglesia de San José, en Nazaret, donde, según la tradición, se encontraba la casa del esposo de María. Su larga peregrinación por las ciudades y pueblos de la región fue una iniciativa del Comité Episcopal "Justicia y Paz", emanación del Consejo de Patriarcas Católicos de Oriente Medio que el pasado 27 de junio celebraron la Primera "Jornada de Paz para Oriente". En esa ocasión, durante las liturgias eucarísticas celebradas por los obispos y patriarcas de Medio Oriente se realizó un acto especial de consagración a la Sagrada Familia de Nazaret. Fuente: aica.org





Compartir: