Testimonio de Belén Pérez Valda, animadora de Hogares Nuevos

Soy María Belén Pérez Valda, tengo 18 años, soy Hija Animadora de Hogares Nuevos Arquidiócesis de Mendoza. El domingo 4 de julio, compartimos una actividad virtual en familia, organizada por los animadores de dicha ciudad. La temática fue un programa de televisión, "Juntos TVemos", donde se organizaron juegos para que participaran las familias. Contamos con la participación de Jesús, José y María, representados por 3 hijos animadores. Durante la semana previa enviamos por WhatsApp videos cortos para motivar a las comunidades. Cada uno de ellos tenían mensajes como: aunque seamos millones, Jesús nos ama y nos llama a cada uno; crecemos en fe y en santidad si permanecemos cerca de María; San José custodia a padres e hijos; cancelar nuestros planes porque compartir todo en familia es mucho más lindo. Compartimos una tarde con más de 50 familias de Mendoza, San Luis, San Juan, La Pampa, Misiones y algunos hermanos y hermanas de Virrey del Pino. Más allá de la virtualidad, fue muy enriquecedor porque entre todos pudimos compartir el carisma de la Obra y sentir la presencia de Cristo Vivo en cada hogar. Otra cosa muy importante es que permitió unir a los hijos y mostrar que somos la sal y la luz de la vida, la sal y la luz del amor. Como animadora fue reconfortante ver cuántas familias se sumaron, se divirtieron y compartieron junto a nosotros. Superó las expectativas iniciales porque algo que pensamos sólo para la arquidiócesis motivó a familias de otras provincias quienes consultaron para sumarse. Poder ver cómo expresaron tanto cariño, nos generó una gran alegría. Como síntesis puedo decir que para Dios no hay límite. Pongamos nuestros dones y habilidades al servicio y sobre todo confiemos y dejemos que Él actúe. Ruego al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo que nos siga bendiciendo con esta Obra maravillosa, Hogares Nuevos! Fuente: prensa HN

 





Compartir: