El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, envió un mensaje a los fieles con algunos consejos para el tiempo de vacaciones.

Al comenzar el tiempo de vacaciones, monseñor Eduardo Eliseo Martín, arzobispo de Rosario, compartió algunas recomendaciones.

“Estamos -dijo- en el tiempo de vacaciones, tiempo especial este año también, porque la pandemia nos ha descolocado a todos y también van a ser muy particulares este año las vacaciones”.

“Algunos -agregó- podrán salir de viaje a lugares turísticos, otros estaremos más en casa o en los lugares de descanso habituales. Lo importante es que podamos vivir este tiempo como un tiempo de reparación, de reparar nuestra vida, de recreo, de recrearnos, volver a crearnos”.

“Por eso yo te invito en las vacaciones a dedicar un poquito más de tiempo a la oración, a encontrarte con el Señor, a tomarte 15 minutos cada día, o el tiempo que vos quieras, para intimar con Jesús, para contarle tu vida, la vida de tu familia, tus amigos, las preocupaciones que tenés en el corazón, y entonces realmente que sea un tiempo de recreación, es decir un tiempo de volverte a hacer nuevo, a ser creado”.

“Las vacaciones son ese tiempo de distención para volver a crear el ritmo de la vida ordinaria, para que puedas compartir también más con tu familia”. “Si bien este año, con la pandemia, muchas familias han podido compartir los días especialmente en la cuarentena estricta, un tiempo también en tus vacaciones para compartir más con tus hijos, con tus seres queridos, y entonces también buscar más la unidad de la familia”.

Por otra parte, consideró que las vacaciones son un tiempo “también para que tengas una buena lectura. Hay lecturas propias para las vacaciones, alguna vida de un santo, de un hombre o una mujer ejemplar, que renueven el deseo de ser mejor, el deseo de brindarte por el bien de los demás, y el deseo de amar cada vez más a Dios”.

“Tres cosas que podés hacer en vacaciones, que no cuestan, sino que solamente implican una decisión, pero te invito a que no las vivas en la superficialidad, en el mero transcurrir de los días, sino que las aproveches creativamente”.

“El Señor te ama, el Señor te quiere y quiere que vivas unas verdaderas vacaciones de recreación, de volverte nuevo, de volverte una nueva creatura. De Su mano, seguro lo lograrás. Que tengas unas felices vacaciones”, concluyó.

Fuente: aica.org



Material de descarga





Compartir: