María como Reina de la Familia, Reina de nuestro Hogar, desea ejercer su reinado en cada una de nuestras familias. Quiere ser la conductora de nuestras casas. De este modo María se presenta concretando su accionar en cada familia.

María, obedeciendo la Voluntad de Dios, hizo la opción por la familia. Conformó una familia, con el amor y la seguridad de su esposo San José, con el cariño comprometido hacía el tesoro que era su Hijo.

María edifica su familia en la búsqueda de Cristo. Es una verdadera testigo de la familia. Entiende y cree en la familia. María es testigo de la familia humana, por eso no sólo la conforma, sino que se preocupa por su prima, participa en las bodas de Cana de Galilea, donde expresa su frase de mediación, marcandola como auxiliar para las necesidades familiares. María expresa una necesidad: "no tienen vino".

Como María debemos ayudar a incrementar el don de la fe en los hogares. Como María comprometidos con las familias.

María enseña a llevar a Cristo a otras familias, descubriendo sus necesidades, como ella las descubrió:" no tienen vino ".

María Reina de las Familias, Reina de nuestro Hogar, te recomendamos nuestras familias.

María Reina de la Familia, Reina de nuestro Hogar, ven a reinar en nuestro hogar.

Fuente: cartilla N* 403, Padre Ricardo E. Facci



Material de descarga





Compartir: