El 26 y 27 de septiembre del corriente año, se realizó el RETIRO DE ESPIRITUALIDAD EN LA DIOCESIS DE SAN LUIS de manera virtual. Participaron 46 familias de la Diócesis de San Luis, de la Diócesis de Gregorio Laferrere, de la Diócesis de Capital y de San Pedro. Acompañó el matrimonio de Marina y Luis Gutiérrez, la Hna. Isabel Figueroa Suárez del sector Misioneras de la Familia y el P. Diego Martínez del sector Sacerdotes Misioneros de la Familia. También fueron invitados los Responsables Nacionales, el matrimonio de Raquel y Nelsón Luciano.

Todo comenzó con la invitación de los Diocesanos de San Luis, Yoli y René Bendazzi, a a vivir el retiro desde cada hogar, para lograr un verdadero crecimiento de la vida interior, a una renovación espiritual, a un saber encontrar a Dios en los pequeños detalles de la vida.

El retiro estuvo marcado por un clima de alegría por reencontrarnos.

A la luz del lema de este año “DESDE LA FE, COMO SAN JOSÉ, HOGARES NUEVOS CUSTODIA A PADRES E HIJOS”, se profundizó a través de charlas y reflexiones sobre la vida de San José como custodio de la Familia de Nazareth, modelo de esposo, de padre. Su disponibilidad y fidelidad al plan de Dios y el compromiso en la evangelización a las familias de nuestro tiempo para que en cada hogar pueda crecer Jesús.

Se compartieron las reflexiones matrimoniales, de los hijos y familiares de acuerdo a los trabajos que se iban proponiendo en cada tema.

El día sábado se realizó la Adoración al Santísimo Sacramento y luego la Eucaristía celebrada por el P. Diego Martínez, sacerdote misionero de la familia.

Como propósitos para nuestras vidas, se coincidió en:

-darle prioridad al cultivo de la vida interior en nuestras Iglesias Domésticas a fin de ser verdaderos custodios de nuestros hijos a ejemplo de San José;

-la necesidad de escuchar a Dios como San José, con apertura de corazón y docilidad al plan que Dios pensó para cada uno de nosotros y hacer su voluntad para ser felices;

-aprender de San José su silencio y aceptación a la voluntad de Dios basada en su confianza, su fe en Dios;

- estamos llamados a compartir la alegría de ser cristianos;

-la importancia de seguir siendo misioneros con nuestras fortalezas y debilidades en los ámbitos que nos toque, de manera especial desde el testimonio como matrimonio y familia en lo cotidiano;

-la necesidad de encontrar nuevas formas de evangelizar en el marco de esta pandemia.

El día domingo los matrimonios participantes se unieron en la Eucaristía celebrada por nuestro fundador P. Ricardo Facci en el C.I.H.N.

Damos gracias a Dios por todo lo vivido en el transcurso del retiro. A María Reina de la Familia que intercede por cada familia, y a San José quien con su humildad, obediencia y docilidad ilumina nuestra vida cotidiana en la fidelidad al plan de Dios como camino de santidad, y nos ayuda en la vivencia de una espiritualidad cristocéntrica como nos propone Hogares Nuevos.

Fuente: prensa HN



Material de descarga





Compartir: