Saludo de Griselda y Miguel Cabrera, integrantes del Consejo General de Movimiento Hogares.

Mensaje enviado a través del canal youtube, por el festejo de los 25 años de Hogares Nuevos en Paraguay.

"Queridos hermanos paraguayos: en estos días estuvimos recordando aquel 1995 en el que estábamos llevando la gran misión de Hogares Nuevos. Tiempo de siembra. Un tiempo hermoso en el que desde la Diócesis de Goya y junto a otros animadores de Argentina, llegamos a la ciudad de Luque. Un fin de semana en que el Señor nos dio la oportunidad de comenzar a sembrar lo que hoy es Paraguay. Sólo con dos matrimonios paraguayos que habían realizado el Encuentro y el apoyo del Padre Gilles Lemay. En ese momento se sintió la Gracia presente del Señor, de la que hoy ustedes son testigos".

"Son 25 años, pero qué lindo saber que hoy a tantas familias, con el trabajo misionero que ustedes realizan, les van permitiendo que sean felices".

"Recordar aquel primer Encuentro, es contar como anécdota que fue el Encuentro que mayor cantidad de cartas recibió. ¡Más de 3000 cartas se repartieron!".

"Otra anécdota para recordar es que ante el temor de los organizadores por la animación, cuando el Espíritu sopla obra maravillas. Comienza Miguel (Cabrera) a tocar el órgano, y cuando menos lo pensamos, uno de los matrimonios participantes, como no podía ser menos en Paraguay, comienza con su propia guitarra a acompañar, y luego se sumaron otros. Fue aproximadamente media hora de tocar todos juntos sin parar y como si hubieran estado ensayando toda la vida. La mano del Señor se nota en todo lo que se realiza. Sin duda el Señor ya estaba derramando su Gracia y su plena presencia en tierras paraguayas".

"Si pasaron 25 años no fue por casualidad. Fue porque la semilla prendió fuerte y aparecieron los más importantes pilares del Movimiento, los animadores y coordinadores de comunidad, también pilares del Movimiento. Y eso es lo que hoy nos permite festejar estos 25 años. Sin duda es un detalle que no pasa inadvertido, el Espíritu ha encontrado en Paraguay, tierra fértil. Sin duda, la semilla cayó en tierra fértil".

"¡Qué maravilla! ¡Gracias Señor! Queridos hermanos paraguayos, felices 25 años de misión. Todavía hay mucho por hacer. Felicidades. Inmenso abrazo".



Material de descarga





Compartir: