Ser cristiano, es un verdadero regalo y la dura situación que todos atravesamos, no es más que una oportunidad para demostrar, de qué material estamos hechos.

En la mayoría de los países empieza un nuevo tiempo de distanciamiento social, ya no tendrán que estar completamente confinados, podrán salir de sus casas, con honorarios limitados y respetando reglas para evitar contagiarse o no contagiar a otras personas. Para cada país o provincia las cosas son distintas. Somos conscientes de que todo va a cambiar, volveremos a lo esenciales, “Valorar la vida en familia”, “Lo que hemos ganado” o asombrarnos por lo que antes ni siquiera notábamos, en definitiva “Valorar la vida” y Valorar más a quienes han estado haciendo frente a la pandemia.

Es el momento en que los cristianos debemos dar razón de nuestra fe y que se note. La Caridad fraterna es el mandamiento que hemos recibido del Señor, EL nos lo ha dejado claro “En esto conocerán todos, que ustedes son mis discípulos, si se aman unos a otros” (Juan 13, 35)

Ahora más que nunca, el mundo necesita cristianos verdaderos, hombres y mujeres íntegros, capaces de afrontar con espíritu abierto las situaciones difíciles, de servir a sus conciudadanos y de contribuir a la solución de los grandes problemas de la humanidad, de llevar el testimonio de Cristo donde se encuentren en la sociedad.

Dios cuenta con nosotros, nos ha dado unos talentos, dones y ahora, cuenta con nuestra iniciativa, con nuestra creatividad. Si somos sus manos, el Señor conseguirá dar la vuelta a todas las situaciones por duras y difíciles que parezcan

El Señor es bien claro cuando habla sobre quienes entrarán en el cielo y no serán los que más recen, ni los que menos normas incumplan, serán los que ayudan a los demás. visitaron, encarcelado y fueron a verme”. Cooperas en la obra de Dios, cuando deseas el bien al prójimo, cuando imploras la bendición de Dios sobre su trabajo, cuando te alegras de los éxitos ajenos y das gracias por ellos, es impresionante el poder de una palabra de aliento, de una mirada cariñosa o de un detalle de amabilidad, en este tiempo de pandemia, tenemos nuevos retos que nos ayudarán a ganarnos el cielo.

Fuente: Mensaje a los Jóvenes, Junta Nacional Hijos Hogares Nuevos, Argentina 2020



Material de descarga





Compartir: