El Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización presentó este documento de la Santa Sede que ahora se confía a toda la Iglesia.

El proceso de inculturación que caracteriza en particular a la catequesis, y que, sobre todo en nuestros días demanda una atención muy particular, ha requerido la composición de un nuevo Directorio.

La velocidad con que se modifica el lenguaje, y con él las relaciones conductuales, deja entrever un nuevo modelo de comunicación y formación que afecta inevitablemente a la Iglesia en el complejo mundo de la educación.

Está destinado a obispos, sacerdotes, consagradas y a millones de catequistas, quienes trabajando con dedicación en un momento de transición como este, son signo tangible de cómo el encuentro con el Señor puede transformar a un simple catequista en un genuino evangelizador.

Fuente: vaticannews.com



Material de descarga





Compartir: