Que el Señor nos permita anunciar la Palabra sostenida con el testimonio personal y comunitario que es la unidad, expresa el Padre Ricardo Facci.

Tenemos que vivir la unidad en la comunidad concreta en la que estamos: familia, religiosos, consagradas, sacerdotes. Allí uno se encuentra con no y con si, que es necesario analizar.

Empezando por los NO, no a sobresalir, no a imponer mi verdad, no a rivalizar. Ahora los SI, si a ayudar al hermano, sí a apoyarlo, sí a comprenderlo. Soportar al hermano, ser soporte, sostén del otro para cargar su debilidad. Su debilidad es mi fortaleza y mi debilidad su fortaleza.

Dar testimonio y vivir la unidad, sólo así la Buena Noticia es creíble: "Miren como se aman", de esta manera se reconocía a las primeras comunidades.

Fuente: Padre Ricardo Facci - Hogares Nuevos.



Material de descarga





Compartir: