En la fiesta de la Ascensión, renovemos el compromiso de testimoniar, pidió el Papa Francisco.

El próximo domingo se conmemora la Ascensión de Jesús al cielo, 40 días después de la Pascua. La misma marca el comienzo de la historia y misión de la Iglesia en medio de la humanidad.

Se trata de ser hombres y mujeres de la Ascensión, en constante búsqueda de Cristo en los caminos de nuestro tiempo, llevando su Palabra y salvación a los confines de la tierra.

Debemos ser testigos generosos de Jesús resucitado, conscientes de que Él, yendo al cielo no abandonar a nadie, siempre está con nosotros y nos apoya en el camino.

Fuente: vaticannews



Material de descarga





Compartir: