La Antífona Regina Coeli es una de las cuatro antífonas marianas.

Fue el Papa Benedicto XIV en 1742, quién prescribió que se rece en lugar del Ángelus durante el Tiempo de Pascua, desde el Domingo de Resurrección hasta Pentecostés.

Es recitado tres veces al día: al alba, al mediodía y al ocaso para consagrar el día a Dios y a María.

"Nos dirigimos a María...ya que nuestra alegría es el reflejo de la alegría de María, porque es Ella quien ha custodiado y custodia con fe los eventos de Jesús” explica el Papa Francisco.

“Recitemos está oración con la emoción de los hijos que son felices porque su Madre es feliz"

Fuente: Vatican News.



Material de descarga





Compartir: