“¿Señor a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna” (Jn. 6,68)

Es tan importante la Palabra de Dios en la vida personal, matrimonial y familiar que produce el contacto y el diálogo con el mismo Dios.

Debemos tener tres actitudes frente a la Palabra para que la lectura orante y diaria produzca muchos frutos.


  1. Recordar que es Palabra de Dios;

  2. Que quien habla es Jesús;

  3. Que somos discípulos, aprendices de Él.


ORACIÓN INICIAL: Es el punto de partida en el contactocon la Palabra. Se comienza con una Invocación al Espíritu Santo:

“Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. V:Envía Señor, tu Espíritu.R: Y renovarás la faz de la tierra. Oh, Dios, que has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo. Amén”.

PASOS DE LA LECTIO DIVINA:

1º PASO: LECTURA: Leer el texto bíblico convencidos de que Dios nos habla. ¿Qué dice el texto? Actitud: silencio interior para oir a Dios. Recordar lo leído.

2º PASO: MEDITACIÓN: Detenerme en el sentido de cada frase, reflexionar, repetir la palabra o frase más significativa. ¿Qué me dice el texto? Actitud: Interiorizar y meditar la Palabra uniéndola con la vida.

3º PASO: ORACIÓN: Conversar con Dios a partir del escrito, respondiendo a sus interpelaciones. ¿Qué me sugiere el texto para hablar con Dios? Actitud: oración, alabanza, perdón, agradecimiento.

4ª PASO: CONTEMPLACIÓN: Introducirse en el misterios de Dios. Saborearlo.Ver la vida con los ojos de Dios. ¿Qué hacer? Actitud: realizar un propósito de vida concreto a la luz de la Palabra.

ORACIÓN CONCLUSIVA: “Señor Jesús, danos la gracia de reconocerrte en la Palabra, como nuestro maestro, deseamos tener un perfil de discípulos tuyos. Gracias Señor por el acrecentamiento de la actitud de escucha. Permite que la Palabra penetre hasta lo más íntimo de nuestro ser, a través de ella Tú puedas tomar desiciones en nuestra vida. De este modo, Señor, veremos como Tú ves, y así daremos testimonio con autoridad para hacer vida la Palabra de Dios. Amén.”

Padre Ricardo Facci



Material de descarga





Compartir: