En cada consejo, cada nuevo descubrir, cada enseñanza pudimos sentir abrazos de Cristo en nuestras vidas.

Que hermoso es sentir el abrazo de un ser que te expresa amor, ayuda, apoyo y acompañamiento, sea cual sea la circunstancia que estás viviendo, un abrazo te reconforta y hace sentir la presencia de alguien muy especial; esa misma sensación hemos experimentado en estos 4 años de Hogares Nuevos en tierras de Santa Cruz Bolivia.

Todo inició con la predisposición de participar en un Encuentro de Matrimonios en Orán-Argentina, esa fue la puerta a una experiencia maravillosa para que Hogares Nuevos se inicie por estos lados de Bolivia.

El comienzo fue sufrido, agotador, pero sobre todo lleno de aprendizajes. El recibir encuentro a encuentro a hermanos de la obra de los países de Argentina y Paraguay a significado una escuela de crecimiento en el trabajo por la familia, en cada consejo, cada nuevo descubrir, cada enseñanza pudimos sentir abrazos de Cristo en nuestras vidas, y aunque estamos iniciando sentimos que hemos recibido tanto.

Cada enderezar de nuestros pasos guiados por la manos de Cristo que se hace presente en los Sacerdotes Misioneros de la Familia, P. Diego Martinez y P. Agustín Riquelme, es continuar sintiendo el abrazo de Cristo que nos enseña como hijos a caminar, ese Cristo cariñoso que nos impulsa a ir por más, que nos aconseja a mejorar, que nos insiste en la perseverancia y el servicio a la familia.

Cristo nos abraza tan fuerte que nos acostumbra a ese abrazo, ya no es solo el abrazo en los horarios de reuniones o cartillas sino en el quehacer de la vida, en la charla con los matrimonios invitados que hoy son amigos, en la preocupación por los problemas de cada hermano, en participación de la vida pastoral de la parroquia, en las alegrías y tristezas, en la salud y en la enfermedad; hay una comunidad que te abraza y te anima a seguir, aunque hayan dificultades, hemos aprendido a pensar en modo Hogares Nuevos cada instante del día: gracias comunidad bella que nos has enseñado a abrazarte cotidianamente.

Y los abrazos a la distancia. Esos también nos han ayudado a construir poco a poco el caminar en comunidad, esos mail enviados y recibidos, los chat sin importar la diferencia horaria, son y seguirán siendo la experiencia de estar apoyados y acompañados por una obra que no tiene fronteras.

Gracias Cristo porque nos has abrazado tan temprano en nuestro matrimonio, para que sigamos mucho tiempo en tu regazo, nos enseñas a abrazarte y comprometernos a abrazar a otros matrimonios, ya van 4 años, que vengan muchos más de la mano de María Reina de la Familia y Reina de nuestro Hogar. Con la convicción de que nos sentimos en tus brazos.

Jazmín y Luis Mercado

Responsables Nacionales

Santa Cruz - Bolivia

 





Compartir:
Replica panerai Roex milgauss