Se desarrollo los días 16, 17 y 18 de agosto de 2019 en Virrey del Pino

El principio de la reunión estuvo desarrollado por parte de los responsables de cada región del Movimiento Hijos de Hogares Nuevos.

Se presentaron de los nuevos Asesores de la Rama de Consagradas y Hermanos Misioneros de la Familia de cada región: Centro y Cuyo: Hermanas Isabel Figueroa y Fernanda Díaz, NOA: Hermanas Mercedes Acosta, Vanesa Morales y Dorothée Mukarugwiro, NEA 1: Hermanas Clara Díaz. María Edith Gamarra, NEA 2: Hermanas María Edith Gamarra, Adela Rojas, Patagonia y bonaerense: Hermanos Guillermo Franco, Cristian Graef, Entre Ríos y Litoral: Hermanas Gladys Albornoz y Laura Guzmán.

Se realizó el Taller de Formación Espiritual para los jóvenes de todas las regiones, viendo y analizando tres películas del Papa San Juan Pablo II, con el objetivo de conocer su vida, obra y hacer una reflexión al respecto, ya que es el Patrono del Movimiento Hogares Nuevos.

Se trabajó sobre la planilla de actividades de cada región, de donde se concluyó realizar diseño del nuevo período, enunciar objetivos cuidando ser realistas sobre los objetivos que se propone el equipo regional: que sea medible, específico, concreto, condición tiempo, que estimule los talentos de cada uno del equipo, que sea un gran aporte funcional, que signifique un desafío. Enunciarlo por escrito claramente y revisar cada tanto ya que quien mide permanentemente, corrige permanentemente y acciona sobre el camino más correcto.

Después de una divertida dinámica de la Varilla de Helio propuesta por región Litoral para reflexionar sobre el trabajo en equipo, las Hermanas Isabel y Cecilia nos compartieron el tema: Responsabilidad del rol de los Nacionales y Regionales donde expresaron que tener una responsabilidad nacional o regional no significa lugar de preferencia, de status, sino de servicio, de entrega, de renuncia, de enseñar, de amar, de entusiasmar.

Como conclusión de esta actividad resulto que debemos buscar siempre con la oración la voluntad de Cristo, llevando adelante la misión que se nos encomienda. Debemos modelar nuestro corazón semejante al de Cristo.

Nuestra conducta de vida debe estar inspirada en el Evangelio. El rol no es una misión administrativa sino evangelizadora que requiere esa organización administrativa: planificar y evaluar siempre con una mirada amplia, generosa, con paciencia, perseverancia y donación para caminar hacia la misma meta, buscando la unidad entre todas las Ramas del Movimiento.

Se concluyó que como tarea que nos toca es muy importante tener libro contable, libro de actas, base de datos, cuadrantes (pedir a los diocesanos, regionales porque es el registro de todas las actividades de la Obra, su reseña histórica, su camino de santidad y su crecimiento a través del tiempo).

Se continuó con la unificación de acciones y tareas evangelizadoras de la Obra y se realizó la lectura y firma de las normas de actuación en relación con los menores, a efecto de evitar conductas impropias de responsables y/o participantes de cada evento misionero.

Se concretó la organización del 1er Encuentro Nacional de Animadores para el mes de octubre en Virrey del Pino y establecieron sus objetivos:


  • El animador que participe de la jornada se vaya lleno de DIOS.

  • Comprender que SER ANIMADOR significa SERVICIO LAS 24 hs.

  • Reconocer el modelo del SI de MARIA para imitar en los tiempos actuales.


Se adelantaron algunos detalles y responsables de distintas áreas en la organización del 10 Congreso Internacional del MHHN, octubre 2020.

 



Material de descarga





Compartir: