Los días 25, 26 y 27 de mayo de 2018 se realizón en Rosario, Santa Fe, Argentina el II Encuentro Nacional de Juevntud organizado por la Pastoral de Juventud Argentina.
El Movimiento Hijos de Hogares Nuevos se hizo presente con su participación como delegación Oficial.

Soy Mariano Bosco, más conocido como Nano. Soy de la ciudad de Rosario, Santa Fe, Argentina. Soy animador del Movimiento Hijos de Hogares Nuevos y actualmente responsable de la Región Litoral.

Debo admitir que para este Encuentro de Jóvenes no tenía mucha Fe. No sabía bien quienes iban de los jóvenes que conocía de acá, y de Hogares Nuevos solo sabía que iban 13, lo cual no era muy motivador.

Pero, como ocurre siempre, dos minutos después de haber llegado, ya nos estábamos riendo con los Hijos de Hogares Nuevos y me di cuenta de que había valido totalmente la pena haber organizado la inscripción al evento, por más que “solo” hayan participado 13 Hijos de Hogares Nuevos (Incluido yo en esa cuenta). La experiencia de compartir juntos este fin de semana fue increíble.

Y remarque el “solo”, porque a pesar de que 13 parece un número insignificante comparado a los 15.000 que éramos en el Encuentro, yo creo que cada uno de esos 12 jóvenes, me permitieron renovar mi Fe de una forma que jamás la había vivido.

No voy a contar todo lo que hicimos en el fin de semana, porque si bien hubo talleres, cantos, charlas sobre temas muy importantes, tales como Adicciones, El acompañamiento a las mujeres que quieren abortar o ya abortaron (A cargo de Gravida Argentina), entre otras temáticas, eran actividades que a uno (por lo menos yo) no le impactaban tanto porque se imaginaba como se iba a desarrollar. Pero hubo tres momentos del Encuentro con los cuales me quedo: la marcha por la patria, el recital y la Adoración al Santísimo.

El viernes por la tardecita, realizamos la Marcha por la Patria y la Vida, que fue del Monumento a la Bandera, hasta el Hipódromo de Rosario. Al ser el primer día, teníamos fuerza para poder cantar con alegría y, sobretodo, con respeto, nuestro amor a la Iglesia y a la Vida. Ver la movilización de más de 20.000 personas, (porque se sumó gente de la ciudad) por un fin común hace que uno pueda ver que hay esperanza para la Fe católica, y que en gran parte los Jóvenes somos los que mantenemos viva esa esperanza. Luego, cuando llegamos al Hipódromo, compartimos la misa de apertura.

El sábado por la noche tuvimos un recital, con varias bandas católicas, entre las cuales estaba Toco para Dios, de la cual algunos de sus integrantes son Hijos de Hogares Nuevos. Lo que me llego de este momento fue como lograron hacernos cantar con alegría y fuerza, cuando ya eran casi las 3 de la mañana. Estábamos cansados y aun así, lograron que todos juntos cantemos con una energía enorme. Lo que me hizo reflexionar bastante este momento, ya que muchas veces tendemos a pensar, que solo podemos testimoniar a Cristo con palabras y a aquellos que no lo conocen, mientras que esta banda me llego al corazón por medio de canciones. Lo que quiero decir, es que este encuentro me ayudó a ver que no hay una sola forma de transmitir a Cristo, así como tampoco hay una única manera de encontrarlo.

Por último fue el momento de la Adoración al Santísimo, que tuvo lugar antes del recital del sábado. Como toda Adoración, a uno le conmueve el corazón tener a Cristo Vivo en frente suyo. Pero agregarle a esto el hecho de compartir eso con 15.000 personas más y que dentro de ellas este mi comunidad de Hijos de Hogares Nuevos, hace que uno pueda sentir a Jesús Vivo de una manera única. No soy capaz de describir que era lo que iba sintiendo mientras escuchaba a quien guiaba la Adoración, solo puedo decir que sentía cómo el corazón se me hinchaba y crecía en mí una alegría que no entendía, y al mismo tiempo, tenía ganas de llorar porque no me sentía bien conmigo mismo. En un momento especifico, el guía nos pide que nos abracemos con aquel que teníamos al lado, que en mi caso era Agustin Gonzalez Iraola, a quien considero un hermano dentro de la Obra. Ese abrazo, fue la mejor experiencia de Fe que tuve en toda mi vida, sentí al mismo Cristo que me abrazaba y me contenía, al mismo tiempo que sabía, que me estaba abrazando alguien a quien yo quiero mucho. Sentir ese abrazo que me decía “todo va a estar bien” creo que sin duda fue lo que más me llego al corazón en todo el fin de semana.

Los animo a que también, vean el mensaje del Papa Francisco a los jóvenes, el cual se proyectó antes de la Adoración.
https://www.youtube.com/watch?v=U_awrlhjA4w

El grupo que se formó a partir de este Encuentro es hermoso. Para concluir, voy a decir que es muy motivador ver a tantos Jóvenes de distintos lugares del país, reunidos por un mismo fin: Cristo. Esto fue una pequeña muestra de lo que los jóvenes somos capaces de hacer, si tenemos a Cristo en nuestras vidas.

Con un enorme abrazo en Cristo, espero que este testimonio te incentive a sumarte a este tipo de actividades como miembros de esta Obra de Cristo.
Dios los bendiga,

Mariano Bosco
Rosario, Argentina.

 



Material de descarga





Compartir: